Salmos 13
Salmo 30
ESTUDIOS BIBLICOS
Salmo 2
Salmos 22, 23 y 24
LA FE ES EL CENTRO EN LA VIDA DEL CRISTIANO FIEL
Cree en el Señor Jesucristo...
SILENCIO DE LA MUJER
LA NAVIDAD
LA ORACIÓN
EL DIEZMO
LOS APOSTOLES
¡Cristianos, ¡Cristianos solamente!
¿POR QUÉ EL BAUTISMO DE INFANTES?
EL MATRIMONIO, DIVORCIO Y SEGUNDAS NUPCIAS
¿Cómo Se Reconocía La Iglesia En El Siglo I?
El ESPÍRITU SANTO
ESPIRITU SANTO
Salmos 13

La Receta Para Ser Feliz
Introducción:

¿Ud. sabe como ser feliz?

Hoy en día todos en la sociedad buscan la felicidad en el trabajo, dinero, auto o familia, pero, donde esta la verdadera felicidad del Hijo de Dios?

Otros buscan la paz, en pastillas de recetas medicas para poder dormir o en los famosos libros de auto ayuda personal que, a un buen precio, se pueden adquirir en el mercado, pero, son rentables?

Pero vamos a la Biblia. El cristiano también sufre. No por ser Hijos de Dios el mal no nos va a tocar o predicadores no pueden llorar.... pero si David lloro, como no nosotros?? Pero ojo, comenzó llorando, pero termino cantando.

Queridos amigos, yo les tengo la receta para ser feliz. Si Ud. quiere, puede seguir este mensaje y anote los ingredientes.

Salmos 13: 1-6

Este salmo, que consta de seis versículos, nos da las recetas. Claro que están en toda la Biblia, pero enfoquemos uno. Al leer detenidamente este salmo, encontramos tres sensaciones o estados anímicos distintos de David, el cual se pueden dividir así:

1. Desesperación
2. Tranquilidad.
3. Reflexión y paz.

1.Desesperación
Notamos la misma palabra en los versículos uno y dos: ¿Hasta cuando? Ahora bien, nos podemos imaginar a David desesperado, preguntando "¿Me olvidarás para siempre?" y una serie de reclamos desesperados a Dios.

Ojo, eran a Dios. El punto aquí es que David llevo sus problemas a Dios, y no a pastillas, amigos o libros de auto ayuda, sinó que al único que da la paz como ningún otro.

Salmos 42:9.- "¿A Dios mi roca diré?" ¿a quien debe ir el cristiano cuando esta afligido? Creo que la Biblia habla por si sola, únicamente a Dios.

No solamente tenemos la idea, sinó que el mismo Jesús nos hace una invitación a dejar en el nuestros conflictos (Mateo 11:28-30)
Entonces, como va quedando la receta?

Ingredientes:
*Buscar al Salvador

2. Tranquilidad
¿Cuántos de nosotros, al estar angustiados, vamos con lagrimas en oración y, al decir "Amen" nos sentimos renovados? Así ocurrió con David, pudo pensar mas calmadamente, dejando de lado la ansiedad, y pedir a lo que debía pedir.

Un carro, una casa, un trabajo, matar a sus enemigos… ¡¡no!! Solo pidió "ilumina mis ojos" o sea, sabiduría.

El mal cristiano tiene la costumbre de orar a Dios no solo presentándoles los problemas, sinó que también dándole la solución. Hay una historia que quiero compartir.

"Un niño va con sus juguetes rotos a Dios, para que se los repare y volver a salir a jugar. Se los entrega a Dios, pero el niño, con su ansiedad, no tiene paciencia para esperar mas. Indignadamente, se los quita de sus manos, y le pregunta ¿cómo puedes ser tan lento? Dios le responde : Como quieres que obre, si no me dejas obrar".

Queridos Hnos. debemos ser pacientes a esperar la solución que Dios quiere darnos. No pedir a el la solución que nosotros anhelamos, si no que ser capases de anhelar la respuesta del Salvador.

Aquí tenemos a David pidiendo solo sabiduría, no soluciones.

Cual es el verdadero cristiano, el que ora esperando solución o el que ora dando la solución.

Pero ojo, debemos creer plenamente que la luz de Dios nos va a iluminar Salmos 18:28; Salmos 119:105

Entonces, como sigue nuestra receta?

Ingredientes:

* Buscar al Salvador
* Pedirle luz para nuestros ojos
* Creer en la Luz
3. Reflexión y Paz
Después de pedir la sabiduría y creer en ella, David ya puede ver las cosas mas claras, en los versículos cinco y seis, y vemos ya que, de un llanto, termino en una hermosa canción (vers. 5). Pero bien, que podemos agregar para nuestra receta de ser feliz? Leamos y anotemos:

Ingredientes:

* Buscar al Salvador
* Pedir Luz para nuestros ojos
* Confiar en la Luz
* Confiar en Su misericordia
* Regocijarce en Su Salvación y
* Agradecer por lo que tenemos.

Analicemos…

Cualquier felicidad que sea buscada en la familia, trabajo y sociedad nunca durará para siempre. Solo un gozo puede permanecer: que Cristo murió por nosotros y tenemos la opción de llegar a verle cara a cara (Juan 3:16 ; Romanos 6: 22)

Cual es la oración de un cristiano, el que pide o el que agradece?

Yo le aseguro a Ud., que esta es la receta para ser siempre feliz. No hay otra. No siga buscando. Sígala al pie de la letra y le aseguro, que siempre cantará al Señor
Isaias 55:5-13


(Por Jeff Michell R.)